Suplementos dietéticos ¿sirven para algo?

allloro 20 juliol 2011

Se calcula que más de la mitad de la población mundial consume o ha consumido algún suplemento dietético, también llamado nutricional. Entre ellos muchos pacientes que atendemos a diario en nuestras consultas, que muchas veces los toman porque “son buenos para la salud”. Su ingesta, además de sus supuestos o posibles riesgos directos para la salud, podrían estar provocando en el que los consume “una ilusión” de que se es invulnerable a las enfermedades, por lo menos esto parece indicar un estudio reciente de la revista Psychological Science, una de las revistas más citadas en el campo de la psicología.


Podemos encontrar en la Red distintos recursos que nos informan sobre los suplementos dietéticos. Os destaco dos que me parecen de especial interés: la información rigurosa para el consumidor del Instituto Nacional para la Salud de USA, y una original forma de presentar la evidencia científica de los suplementos dietéticos, muy didáctica. Cada burbuja es un suplemento dietético, estando ordenadas de mayor a menor evidencia científica: ninguna, ligera, conflictiva, prometedora, buena y fuerte. Si pinchas en cada burbuja te remite al estudio pertinente. El tamaño de la burbuja está en relación con la popularidad del suplemento.

Como curiosidad, el ajo es uno de los suplementos dietéticos analizados, y lo ponen con fuerte evidencia científica para reducir la presión arterial en pacientes con  Hipertensión según un metanalisis de 2008, además de tener otras propiedades.

En fin, un mundo complejo y variado el de los suplementos dietéticos, en el que se necesitan fuentes fiables de conocimiento que eviten todos los intereses comerciales que hay detrás. Así lo creen en el Sistema Nacional de Salud de Reino Unido que han publicado recientemente un completo documento en el que se analizan los suplementos para perder peso, las vitaminas y los complejos multivitamínicos, los suplementos para tratar catarros, la glucosamina, el ginkgo y el ginseng para el envejecimiento, los aceites de pescado y los suplementos para la musculación.
 No estaría mal que el MSPSI hiciera algún documento similar y/o, en su caso, tradujera el documento británico al español para hacerlo más accesible para todos
semFYC

Deixa el teu comentari