La malaltia celíaca

allloro 22 novembre 2011

La enfermedad celíaca, también se la conoce por enteropatía por sensibilidad al gluten o esprue no tropical, se produce por una sensibilidad a la gliadina que es una fracción soluble en alcohol presente en el gluten. Aunque se desconoce exactamente el mecanismo por el que la gliadina produce el daño en el intestino se supone que puede ser debido a una respuesta inmunitaria a la interacción entre la gliadina y las células del intestino, en especial las del yeyuno o del íleon. El resultado es un aplanamiento de las microvellosidades del intestino que reducen drásticamente la superficie del mismo afectando a su capacidad digestiva y de absorción llegando al estado de malabsorción.

Normalmente la enfermedad revierte y las microvellosidades vuelven a su normalidad con la retirada del gluten de la dieta. Este proceso de normalización puede llevar su tiempo y varía de unas personas a otras. La aparición de los primeros síntomas suele cursar en la infancia, pero en algunos casos llegan a la adolescencia e incluso después. Se han descrito grados de sensibilidad a este componente del gluten que no llegan a ser enfermedad celíaca. También se han descrito casos en los que una dieta libre de gluten durantes al menos cinco años han sido suficientes para que el paciente no haya vuelto presentar los síntomas derivados pero lo normal es que se deba seguir de por vida una dieta sin gluten. La principal recomendación es una dieta estricta libre de gliadina, es decir, dieta libre de gluten. El gluten se encuentra en ciertos cereales como son el trigo, centeno, avena, cebada y alforfón. Esta dieta libre de estos alimentos, e incluso de trazas de estos alimentos, obliga a los enfermos celíacos a controlar muy bien las etiquetas de los alimentos que ingieren para evitar la presencia de la gliadina. Por norma general se debe huir de los alimentos artesanales, no etiquetados y los que se envasan a granel. Ante la duda: no consumir dicho alimento. Otra recomendación es la de no acostumbrarse a una marca y dejar de vigilar las etiquetas, ya que las casa comerciales pueden cambiar la formulación de sus productos incluyendo la modificación en los ingredientes del alimento pero sin advertirlo en el etiquetado. http://www.lechepascual.es/f03_z04.aspx

Deixa el teu comentari