Dieta Mediterránea

allloro 19 setembre 2011

Conocemos como Dieta Mediterránea al modo de alimentarse basado en una idealización de algunos patrones dietéticos de los países mediterráneos. Las características principales de esta alimentación son un alto consumo de productos vegetales (frutas, verduras, legumbres, frutos secos), pan y otros cereales, el aceite de oliva como grasa principal y el consumo regular de vino en cantidades moderadas.
Un reciente metaanálisis publicado en Journal of The American College of Cardiology concluye que la adherencia a la dieta mediterránea se asocia con un menor riesgo de síndrome metabólico. La Dieta Mediterranea tiene un  papel protector en los componentes del síndrome metabólico como la circunferencia de la cintura, el perfil lipídico, la presión arterial sistólica y diastólica, y la glucosa.
El estudio concluye que los resultados obtenidos son de gran importancia para la Salud Pública, ya que este patrón de dieta puede ser fácilmente adoptado por toda la población y grupos de diferentes culturas, y servir para la prevención primaria y secundaria del síndrome metabólico.
Pero la Dieta Mediterránea, además de una forma de alimentarse, es una forma de vivir y de relacionarse, y eso es mas difícil de adoptar por países ajenos al Mediterráneo.
El 16 de noviembre de 2010 fue declarada Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.
Secretaría PAPPS (semFYC)
Web www.papps.org

Deixa el teu comentari