¿Cuánto alcohol se puede beber?

allloro 22 setembre 2011

El consumo moderado de alcohol (definido arbitrariamente como hasta dos bebidas diarias para los hombres y una para las mujeres) ha estado relacionado con posibles beneficios, entre ellos un menor riesgo de enfermedad cardiaca coronaria. Sin embargo, sigue siendo difícil lograr un equilibrio entre los riesgos y los beneficios del consumo de alcohol, debido a que cada persona tiene una susceptibilidad diferente a las enfermedades potencialmente causadas o prevenidas por el alcohol.
En las últimas semanas han sido noticia varios artículos sobre los beneficios y perjuicios de beber alcohol:
  • El consumo regular y moderado de alcohol en mujeres en la mediana edad, puede estar relacionado con un aumento moderado en el estado general de salud entre las mujeres que sobreviven hasta edades más avanzadas. Artículo publicado recientemente en Med Plos
  • Sin embargo parece que el alcohol es más agresivo en mujeres según publica el suplemento de Salud de El Mundo, haciendo referencia a un artículo publicado en Medicina Clínica
  • Tanto para hombres como para mujeres, no hay nivel de consumo de alcohol en el cual el riesgo de cáncer (boca, garganta, mama y otros) sea nulo. Así lo afirma el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer y fue publicado en Lancet en 2009, y se analiza recientemente en el CMAJ.
    Difícil se pone dar recomendaciones generalizables a todos nuestros pacientes. .La recomendación a una persona joven con una historia familiar de alcoholismo, por ejemplo, debe ser diferente a la recomendación que le daría a un paciente de mediana edad con una historia familiar de enfermedad cardiaca prematura. La mayoría de los expertos no recomiendan aconsejar a los pacientes no bebedores a empezar a beber para reducir su riesgo cardiovascular. Sin embargo, si un paciente está considerando esto, hay que discutir los límites y las formas del consumo seguro para evitar el daño inducido por el alcohol.
    Lo que si tenemos que tener claro es que algunas personas no deberían beber alcohol en absoluto, entre ellos, los alcohólicos, los niños, las embarazadas, las personas que reciben determinadas medicinas y las que tienen ciertos cuadros clínicos. Y desde luego: si se conduce no beber alcohol.

Deixa el teu comentari